Alopecia: Lo que debes saber antes de automedicarte

La Alopecia es una afección que alarma. Ante la presencia de sus incómodos síntomas surgen grandes interrogantes ¿Hay diferencia entre los tratamientos indicados para cada caso? ¿Eso significa que existen diferentes tipos de calvicie? ¿cómo se debe actuar ante la pérdida de cabello? ¿Es posible alcanzar la regeneración capilar?

Antes de entrar en los detalles que caracterizan a cada tipo de Alopecia para dar respuesta a tus preguntas, debes saber que la aparición de esta enfermedad puede darse por componentes genéticos o por causas subyacentes modificables como estrés, deficiencia de vitaminas, desequilibrios hormonales, elecciones de estilo de vida poco saludables, entre otras. Es decir que no existe una solución única o universal para “curar” la alopecia. Por el contrario, el tratamiento debe ser personalizado y formulado por un médico especialista para dar solución a un problema capilar o del cuero cabelludo.       

¡Ahora sí! Estos son los tipos de Alopecia conocidos hasta ahora: 

Alopecia androgénica 

También conocida como alopecia androgenética, es la forma más frecuente de alopecia en varones, afectando a más de un 60% de los hombres a lo largo de su vida. También unas de las formas caída de cabello más frecuente en mujeres, se estima que puede afectar a por lo menos el 25% de las mujeres jóvenes y hasta un 40% de mujeres tras la menopausia. 

Principalmente es causada por factores genéticos hereditarios que hacen que los folículos pilosos produzcan cabellos más finos y miniaturizados con el paso del tiempo hasta que dejan de producirlos. 

La mejor forma de tratar este tipo de alopecia es con fórmulas magistrales puesto que son la base fundamental de la estimulación a nivel de folículo y la salida de cabello nuevo. Su formulación es exclusiva para cada paciente según su condición actual.

En su manejo puede ser también de gran ayuda combinar el tratamiento tópico con procedimientos intradérmicos como la mesoterapia capilar y el plasma rico en plaquetas. 

Alopecia Areata

Este tipo de caída del cabello se produce cuando el sistema inmunitario ataca por error a los folículos sanos, lo que hace que dejen de producir nuevos cabellos. Este tipo de alopecia inicia con la aparición de parches de calvicie y en casos avanzados se expande por todo el cuero cabelludo, cara y cuerpo. El tratamiento debe ser personalizado y formulado por un médico especialista. Aunque las fórmulas magistrales también tienen un papel protagonista en el tratamiento para este tipo de alopecia, nuestros médicos especialistas suelen sumar coadyuvantes intradérmicos para los procesos de regeneración capilar. 

Alopecia Areata Universal

Es la forma más avanzada de alopecia areata, suele ser muy agresiva, pues afecta todas las partes del cuerpo con presencia de vello: cabeza, barba, cejas, brazos, piernas, vello púbico… Sus detonantes principales son factores genéticos y ambientales que conducen a que el sistema inmunológico ataque todos los folículos pilosos. Al ser una de las alopecias que genera más daños, su diagnóstico, tratamiento y seguimiento no deben tomarse a la ligera. Debe ser siempre valorada por un médico especialista, quien solicitará los estudios analíticos que sean necesarios y su tratamiento será especialmente individualizado según las características de cada paciente. 

Alopecia cicatricial

Este tipo de calvicie se produce tras sufrir alguna lesión irreversible en el cuero cabelludo como traumatismos, cicatrices de cirugías en la zona o por propias enfermedades del cuero cabelludo que destruyen las unidades foliculares y forman tejido cicatricial. Como por ejemplo el liquen plano pilaris o la alopecia frontal fibrosante. Cada vez más frecuente y que merece un apartado especial del que os hablamos a continuación. 

El tratamiento para este tipo de alopecia se define únicamente en la valoración con el médico especialista, puesto que se deben considerar muchos factores de la lesión. 

Alopecia fibrosante

Es un tipo de alopecia cicatricial cada vez más frecuente y cuyo origen no está definido. Suele afectar en mayor medida a mujeres a partir de la menopausia, aunque cada vez son más frecuentes los casos en mujeres pre-menopaúsicas y en hombres. 

También se conoce como Alopecia Frontal puesto que suele afectar al pelo de la zona de la diadema o “entradas” y aunque sus causas aún no están confirmadas, se ha demostrado que existe una susceptibilidad genética en los pacientes que la padecen. Antes de indicar el tratamiento, en algunos casos, según lo considere el médico especialista, será de interés realizar análisis hormonales más profundos. 

El principal objetivo del tratamiento de este tipo de alopecia es frenar o ralentizar la actividad de la alopecia, para evitar que avance, ya que, al ser una alopecia cicatricial, cuando se va perdiendo el cabello, éste se sustituye por cicatriz, por lo que la zona de pelo perdido no será recuperable. De ahí la especial importancia en estos casos de acudir, de forma temprana, a consulta para poner un tratamiento que ayude a controlar el proceso lo antes posible. 

Efluvio Telógeno 

Este tipo de caída del cabello es temporal y reversible, se produce cuando hay un desequilibrio entre el ritmo de producción de nuevos cabellos y la rapidez con la que se desprenden los viejos.  

Este tipo de Alopecia, desencadena una caída brusca y difusa del cabello; puede ser detonada por causas subyacentes modificables como estrés, pérdida o ganancia repentina de peso, el parto, infecciones como por ejemplo del COVID, o efecto colateral de enfermedades o medicamentos; entre otras. El tratamiento suele estar dirigido a corregir la causa subyacente para detener la caída y el uso de fórmulas magistrales para regenerar el cabello perdido. También se pueden usar procedimientos intradérmicos como la mesoterapia capilar y el plasma rico en plaquetas para su manejo. 

Vivir con alopecia

Vivir con alopecia puede ser difícil, pero es importante recordar que millones de personas en todo el mundo sufren esta enfermedad cada día sin distinción de edad, clase social o estilo de vida. Algunos optaron por padecerla en silencio usando “soluciones” que solo esconden momentáneamente su mal. También hay quienes gastan su dinero comprando la “loción de moda” que algún conocido o influencer recomendó y otros apuestan por buscar ayuda profesional médica para recuperar su cabello, su seguridad y su vida. ¿Cuál será tu postura ante la situación?

también podría interesarte:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad